¡Hola!

 

Lo primero, bienvenido/a a mi rinconcito viajero y muchas gracias por estar aquí.

Me presento, me llamo Jessica (Selma en las redes) y soy asturiana. He estudiado Historia del Arte, entre otras muchas cosas que no vienen a cuento, porque si algo soy, es un culo inquieto. Llevo ya unos cuantos años a la espalda trabajando en el sector turístico y me encanta la fotografía, los museos, la música y escribir. Por si alguien aún no lo ha adivinado, mi principal afición es viajar. También tengo el pelo característicamente rizado. ¿Qué podría salir de toda esta combinación? Efectivamente, este blog en el que has aterrizado, donde puedo compartir mis experiencias a lo ancho y a lo largo del mundo, mis instantes fotográficos favoritos, opinar de todo lo que voy descubriendo…

Espero que disfrutes leyéndolo al menos una cuarta parte de lo que yo lo hago escribiéndolo. Y te invito a opinar o comentar todo lo que quieras y más, ¡me encantará leerte!

 

Jessica

 

IMG-20171019-WA0037

Sígueme en:

 

Facebook: rizosviajeros

Instagram: Rizos_viajeros

Twitter: Selmastur

 

 

lluvia

 

 … dormirte escuchando la lluvia que repiquetea en la ventana,

sentir que haces feliz a alguien con una palabra o un gesto,

regalar algo que sabes que va a encantar al destinatario,

comer chocolate, jugar con un niño como si fueras uno más,

escuchar las historias de las personas mayores cercanas,

sentirse querido y comprendido, aprobar un examen,

conducir con la ventanilla bajada y el viento rozándote en la cara,

cantar por la calle aunque te miren raro,

acostarse tarde, contemplar el cielo rojizo del atardecer,

recibir un whatsapp de una persona especial para ti,

que las personas importantes de tu vida te feliciten el día de tu cumpleaños,

reencontrarse con un amigo de la infancia y recordar juntos,

compartir una afición con alguien, la sensación de liberación al terminar los estudios,

llorar con una película, hundir la cara en la almohada cuando estás agotado,

correr descalzo por la arena, rodar por un prado,

sentirse orgulloso de haber hecho algo, recibir un piropo,

estrenar una prenda de ropa o unos zapatos nuevos,

mirarse al espejo al salir de la peluquería, iniciar un viaje,

pasar horas hablando con los amigos,

reencontrase con un ser querido al que no ves desde hace tiempo,

recordar situaciones que en su día fueron ridículas o que te cabrearon pero que ahora te parecen graciosísimas,

caminar bajo el sol de primavera, conocer a tu ídolo,

perder la noción de la vida real con un libro, que una canción te conmueva,

sentir que haces algo mejor que los demás o que eres único en algo,

encontrar tu primer trabajo, comprobar cómo se están creyendo tu broma,

volver a casa por Navidad, conseguir una meta,

una ducha caliente en un día de frío,

comprobar que has adelgazado unos kilos y que la ropa te queda grande,

superar un miedo a algo, pirar una clase,

la descarga de adrenalina posterior a pasar nervios ante alguna situación,

sentir que los demás depositan en ti su confianza,

ver recompensado un esfuerzo, explotar papel de burbujas,

el olor a limpio en la piel y en la ropa, sentirse especial,

comer cola-cao sin disolver, beber agua fresca cuando se tiene mucha sed,

el día previo a algún acontecimiento muy esperado,

que te den un masaje en la espalda, un abrazo o un beso en el momento preciso,

soñar despierto, dormirte apoyado sobre la persona a la que quieres,

abrir paquetes de regalos, coleccionar cosas, secarse el pelo al aire libre,

criticar a tu jefe o a tu profesor o a cualquiera que te haga la vida imposible,

escuchar algunas conversaciones ajenas, reír a carcajadas sin poder parar …

 

Mis pequeños instantes de felicidad

Anuncios